A encontrar todo lo perdido

Si son lectores asiduos a mis palabras quizá no necesiten que les cuente mucho sobre quién es el lobo de papel y por qué es que le escribí todo un libro a un personaje que nació de un usename en tuiter.

 

Me gusta que el tiempo ponga sobre el renglón cosas como esta, que cuando quiero compartir la peocupación sobre las cosas perdidas haya quien piense que recuperar lo perdido sería buena idea y quien incluso también cree algo, aunque sea poquito al respecto.

 

Es una de las razones por las que empecé éste blog, también.

 

Por que aquí no necesito de un algoritmo para que tú, que estás leyendo esto, puedas leerlo. Para que lo que se cuenta no se pierda en el scroll infinito y parezca que nunca se dijo lo que se dijo.

 

Recordar tiene su encanto.

 

Y bueno, para lo que originalmente inicié ésta entrada que sí tiene que ver con lo perdido pero más en un libro que en lo que se perdió en el internet (el internet, el internet, el internet el interneeeet~ *baila como un alguien*)
Ay, ya pues… muero de la emoción, los nervios y estoy contento porque el lobito que vive en esas páginas encuentre su voz entre todo lo que está perdido, ¿quieres saber cómo lo hace?

 

||||| 1 I Like It! |||||