Archivos de la categoría Cachito de Vida

Anécdotas ñoñas sobre el humor involuntario de la vida en general.
El slice of life, que le llaman.

El librito de los muertos

Por algunas semanas he estado trabajando con Ignacio en una cosa que llamamos “El librito de los muertos”.

Dicha cosa es una especie de fanzine chiquitito ilustrado a base de sellos hechos por Ignacio con la idea de que, aunque el texto (sobra decir que está escrito por mí, creo) siempre sea el mismo, las ilustraciones de cada ejemplar sean distintas. Así la experiencia de cada lector será distinta  dependiendo de la copia que haya decidido adquirir (o haya caído en sus manos por azar).

La historia del librito dice más o menos así:

 

El cadáver estaba en sus raíces,

había llegado ahí con vida

y luego cayó como sus hojas.

 

No somos tan distintos, pensó.

Hay cadáveres de bosque en todo el suelo.

Algunos crujen al pisarlos.

 

También hay muertos en tus manos

contándote vidas de otros mundos,

así como yo te observé caer.

 

Habemos más muertos que vivos.

Y algunos están leyendo.

 

Espero traerles noticias pronto sobre cómo conseguir un cachito de esta muerte para que sea suya. 

Déjame te escribo un cuento

Hace dos años empecé a escribir aquí. En aquél entonces no había soledad en el bosque, no había Voz de Papel, ni tampoco esa Mujer detrás de la niebla entre muchas otras historias.

He estado tecleando una historia que pronto verá el papel y eso ha tenido ocupado mis dedos y mis ideas así que el fósforo de éste mes es más una invitación a que me ayudes a mantener el quinqué prendido para seguir contando historias bajo su luz.  

Ya que estamos aquí, dos años después, sé que tienes un cuento que te gustaría que yo te contara.

A partir de hoy abro 11 espacios para 11 cuentos de 3 cuartilla por una módica cooperación tuya: escríbeme por correo, por FB o por DM y lleguemos a un trato 🙂 

En otros temas que también tratan de historias, todavía tengo algunas copias de “Café de Nadie” para quien le interese perderse un rato en esos renglones. Igual, escríbeme y vemos cómo te lo hago llegar. 

Lo que hay después del bosque.

Éste mes que acaba de terminar no hubo treinta y el bosque también terminó hace un mes peeeeero aquí vengo a traerles en un bonito pdf bien acomodadito para que se vea genial en la pantalla de cualquier dispositivo todo el bosque para que lo puedan leer completito.

Patreon subscribers only: Waldeinsamkeit Pdf

Y para llenar el huequito que el bosque va a dejar llegará “Todo lo que no ves”: una historia sobre una niña, un chico demonio, un perro gárgola y el sentimiento de ser invisible en una ciudad -que algunos de ustedes ya conocen bajo el nombre de Allá Lejos- donde todos le tienen miedo a todo y hay que sobrevivir de alguna manera. 

Espero se queden aquí, a la luz del quinqué para disfrutar de lo que éste trío tenga que contar.

 

La niebla le da paso a una mansión y un asesinato.

Como habrán leído, “La mujer detrás de la niebla” terminó el mes pasado y bajo petición de  que compilara toda la historia para que pudiera leerse en otros dispositivos fuera de la web vengo a traerles el ebook (versión .mobi ) que puede conseguirse de dos maneras para apoyar a que se sigan contando historias a la luz del Quinqué.

La GRATIS para los suscriptores en Patreon:

boton

 

Y la no tan gratis en Amazon:

boton

 

Por otro lado, la imagen de aquí arribita viene a invitarlos a una nueva historia aquí a la luz del Quinqué; capítulos mensuales llenos de misterios, un asesinato, cuatro personas, anfitriones anónimos y una gran mansión que parece tener vida propia. 

Escrita a cuatro manos entre yo -el Ian que ya conocen- e Irving.

Espero se queden aquí durante todo el recorrido, se va a poner bueno el asunto 🙂

Zarzamora y lo que no se terminó de contar.

Hace cuatro años y un par de meses -pinche tiempo que prisa tienes- estaba yo ayudando a mi madre a entretejer una historia sobre una brujita que no encontraba su escoba, que tenía dos corazones, que le gustaba cantar, que perseguía ciegamente la espalda Orfeo -aunque el mito le advirtiera que eso no iba a acabar bien- y que una enfermedad que amenazaba con matarla.

Pocos meses después lo mismo le sucedió a mi madre y la amenaza se cumplió,  así que la palabras dejaron de caer de su cabeza  a la pantalla y la historia se quedó a medio hilar.

Éste es el inicio de ese algo que quizá algún día acabe. O quizá no porque sólo ella sabía lo que quería contar pero me encontré los apuntes entre mis textos, al hacerlo casi pude escucharlos rogarme porque los compartiera y no encontré una buena razón para decirles que no, así que de eso se trata el fósforo de este mes, espero lo disfruten. 

Seguir leyendo Zarzamora y lo que no se terminó de contar.

Una taza de Cafe de nadie

Para el quinqué siempre es bonito tener historias nuevas sobre las que echar luz para ser leídas, así es como les traje en papel el primer año de Waldeinsamkeit, al lobo en la búsqueda de su voz en Voz de Papel  y algunos de los fósforos que han mantenido la llama prendida. Si alguno de ustedes anda por ésta gran ciudad, ojalá nuestras miradas se encuentren y compartamos algo de tiempo. Si por cuestiones de distancia o demás y quieren su ejemplar, píquenle a tiendita aquí arriba (pueden incluso tener todo esto GRATIS a cambio de sus puntos de la membresía en Patreon) o háblenme por el medio digital que prefieran y acordemos otro día.

Y bueno, lo más importante de esta entrada no es todo eso, sino dejarles a su alcance el inicio de lo que será el próximo libro que buscará llegar hasta ustedes así como Voz de papel el año pasado que, 500 copias después, me llena de felicidad que haya encontrado su voz en algunos de sus ojos.

Sin más rodeo, los dejo aquí:

Café de Nadie – Capítulo 1 

Y bueno, ya hablando de cafés, ¿gustas el tuyo negro o con leche?

Se parte de ésta historia, haz de éstas letras un lugar para ti y yo pongo el café.

IMG_20160527_114839

 


La primer vuelta al sol y un regalo

Hoy, hace un año, inicié esto de contarles historias a la luz del Quinqué.

Por esa misma razón algunos de los protagonistas de lo que se cuenta aquí en los inicios del bosque, allá en el Circo del Alma, en La canción sobre las tierras verdes, en la Voz de Papel o en la librería donde empezó todo, vienen a compartir una rebanada de pastel en forma de Wallpaper.

wallp

Entre lo que tengo planeado para éste mes también yo tengo algo de lo que viene éste año para ustedes 🙂

En la ciudad de Allá Lejos hay un café donde se reúne mucho talento con ganas de comerse al mundo. Tristán, el dueño del Café de Nadie, dedica su vida a apoyar a la gente para construya su camino hacia lo que desean, la historia del café se centra en un grupito de creadores, una desaparición y el descubrimiento de que el arte y la magia pueden llegar a ser una misma cosa.

Aquí les dejo el primer capítulo a cambio de que me regalen un tuit o una publicación de facebook

 

Espero lo disfruten y el café se vuelva unos de esos lugares favoritos donde a uno se le pasa el tiempo como si no existiera, bienvenidos.

A los patrones que se han preguntado para qué sirven los puntos que han acumulado a través del año con sus aportaciones de Patreon, en unos días les traeré una sorpresa, estén atentos 🙂

¡Muchas gracias a todos por prestarle sus ojos y sus oídos a lo que aquí se cuenta!

Cuando los días vuelvan a dar la vuelta nos vemos a ver por acá, ¿va?

Por tu sonrisa y la mía

Hace un año empecé con la locura de escribir aquí por las ganas de contar cuentos y vidas de otros mundos con la intención de hacer sus días más llevaderos esperando tener un poco de suerte y dejarles una que otra sonrisa en sus caras al pasar un rato con mis letras. Lo empecé con la intención de hacer un juego de palabras entre lo que escribo y lo que ustedes leen. No sobra decir que la respuesta ha sido muy cariñosa e incluso  algunos se han acercado con la intención de saber cómo apoyar para que siga habiendo historias con qué alimentar sus ganas de más mundos. De eso es de lo que vengo a hablar hoy y es algo a lo que siempre contesto que hay muchas maneras, que no hay por qué sentirse mal de que sea lo que pueda ser, los poquitos hacen mucho cuando se juntan y siempre, sin falta, son muy agradecidos y se recuerdan con mucho cariño.

Seguir leyendo Por tu sonrisa y la mía

Todos somos escritores y el recuento del (d)año

Lo que vengo a contarles hoy o es ficción, aunque lo parezca. Espero que no les moleste un cachito de vida poco personal el cual estoy seguro que logrará empatizar con más de alguno.

Hay un par de genteses (sí, genteses) por ahí que dicen que cuando estás creando algo y sientes que no vale la pena, que en cualquier momento van a venir a tocarte la puerta y decirte que tienes que ser responsable y conseguirte un trabajo de verdad es muy probable que sea La Policía del Fraude.

Sobre dicha policía también se de dice que hay un par de maneras de hacerle ver que no tiene la razón: si te hace feliz lo que haces y no te causa ningún problema aunque a nadie le guste, si haces feliz a alguien más aunque tú sientas que no eres suficiente.

Si no te llena, te causa problemas y no le aporta nada a nadie quizá (y sólo quizá) La Policía del Fraude tenga un poquitito de razón.

Hace un par de meses, cuando estaba en una situación un tanto difícil por varios factores que son parte del plot de otro drama que no viene al caso ahorita, alguien me sugirió que le pidiera ayuda a familiares que aunque no tenemos mucho contacto quizá podrían ayudar.

Y, pues, ¿uno no tiene nada que perder, no?

Un par contestaron, ayudaron, amigos me echaron la mano, los patrones por los que en parte mucho de lo que sucedió este año pudo ser posible y esto sigue en pie me echaron porras y una persona en especial me contestó justo lo que esperaba que haría. Como no son mi psicólogo y no tengo por qué aburrirlos con toda la tragedia familiar de toda una vida se los dejaré en que me dijo “ponle orden a tu vida, trabaja y no seas terco, deja de escribir y dibujar para que tengas éxito”.

Y bueno no todas las personas tienen la misma idea de éxito que uno tiene, para mi que alguien se acerque a decirme “gracias por escribir un mundo tan bonito” y se queje de por qué no hay más, eso es éxito. Que haya el suficiente interés de la gente para juntar fondos para el tiraje de una novela y que dicho tiraje ya esté casi agotado y muy bien recibido (a lo cual estaré eternamente agradecido), eso también es éxito. Que la gente te apoye con gusto con el peso que les sobre para que puedas seguir contándoles historias. Que si pueden darse una vuelta -inserte aquí comercial- únanse, verán se pone padre por allá y les regalo más cositas aparte de las que pongo aquí, a veces los poquitos son mucho y se agradece un chingo que crean en uno.

Pensé mucho en qué decirle, no me quise hacer llamar escritor (de oficio, pues) porque llegué a la conclusión de que hay una diferencia entre un escritor y un cuenta historias.

Un escritor escribe por poner en papel lo que sea. Escribe y muchas veces de sus ojos no pasa. Escribe para sacarlo de su cabeza. Escribe para reportar lo que sea que suceda en su oficio, para contarle a su pareja su vida diaria, para saber qué de es sus amigos que uno no tiene cerca.

Todos somos escritores.

A mi, como a muchos otros también, me gusta ser leído y hacer que el que lea sienta, se enamore, se enoje, se confunda y trate de entender por qué tal o cual persona que vivió en mi cabeza por mucho tiempo hizo lo que hizo cuando decidió cae al papel y las palabras.

Me falta mucho por aprender y recorrer y contar porque el camino nunca se acaba, pero también estoy orgulloso de donde estoy y de la familia de ojos que me leen.

Así que con todo gusto le contesté que éste es mi trabajo, me hace muy feliz hacerlo, sentirme leído, querido y/o que al menos a unos cuantos les puedo alegrar el día con lo que aquí se cuenta.

Sé que me va a ir bien porque tengo las ganas y estoy lo suficientemente loco como para creer que puedo lograrlo.

Así que después de todo, fue un gran año. Si los que vienen son al menos parecidos a éste será una gran vida.

Muchas gracias a ustedes por este año y espero que al darle la vuelta al que viene nos volvamos a encontrar en éste día.

Felices fiestas (pásenla bien ya sea que festejen o no, crean o no, ése es el chiste).

Un poquito de letras por aquí y otras por allá

Antes de empezar con la historia del día de hoy vengo – de nuevo a hacerla de emoción con trailers y comerciales como en el cine- a contarles de que tuve un cuento en el número 30 de Penumbria, también la FIL GDL empieza éste fin de semana y allá andaré pa’ quien guste decir “hola”. Dentro de la fil se va a presentar una antología llamada GDL 747 y ahí dentro también hay una historia mía, en el link viene toda la información por si les interesa.

Y bueno… para los que ya leyeron Voz de Papel y se quedaron con la curiosidad de saber más sobre la historia que Aimé leyó en aquél libro que se encontró, esa es la historia que les vengo a contar hoy:

Éstas ruinas ante tus ojos

Seguir leyendo Un poquito de letras por aquí y otras por allá