Una absurda muestra mostrada en el demostrador

 Se supone que el me demostraría la muestra del muestrario mostrado después de haber prendido la luz. Pero no… se negó a desprender aquella etiqueta que el muestrario mostrado del mostrador contenía para mantenerlo cerrado.

            -No… No puedo hacerlo. Sí la demostradora se da cuenta que abrimos el muestrario mostrado del mostrador demostrado nos va a aprehender. El jefe no será muy comprensivo si yo me encuentro aprehendido.

            -Ay, ay, ya… hazlo, ya nos metiste en este problema como para cambiar de opinión a estas alturas –le dije en respuesta con una mirada que demostraba no estar cediendo a su negación.

            Tanto estuvo insistiendo en qué tenía que ver lo que había adentro de la muestra mostrada en el demostrador que hasta había logrado que me interesara en meternos a la tienda sin permiso y hurtar aquél tesoro. Cuando me decidí a emprender aquella hazaña  la luz comenzó a prenderse. La demostradora se encontraba justo detrás de la puerta, al otro lado del cuarto, portando orgullosamente el uniforme de la empresa. La pura silueta de la mostradora mostraba que no lograba comprender lo que sucedía.

            -¡Ay, Dios! Pero ¿qué hacen aquí? ¡Quítale las manos al muestrario mostrado del mostrador demostrado justo en este mismo momento! ¡Hazlo a menos de que quieras una emostración de lo que les hacemos a los que nos intentan robar!

             Acto seguido, lo solté. Fue una reacción inmediata a aquel muestreo aprensivo de hostilidad. Cayó al piso y se rompió el sello. Con ello comenzaba a mostrarse lo que había dentro. Una luz emanaba desde dentro.

            En un acto demostrativo de cómo llamar la atención mi histérico amigo empezó a gritar:

-¡Ay Güey! ¡Ya lo rompiste! Haz algo, ¡rápido!

-¿Podrías callarte imbécil? Todo esto es tu culpa

Claro que mi comentario fue demasiado tarde. Una horda de militares verdes  empezaban a mostrar su cabeza en el lugar. Uno de ellos se abrió paso picándolos en la espalda con un prendedor. Cuando llegó al frente dijo en voz muy clara:

            -¡Salgan! ¡Están rodeados! ¡No pueden hacer nada el respecto! ¡Que salgan carajo! ¡Salgan o les demostraremos cómo hacerlo por las malas!

            -¡Está bien! ¡Está bien! Yo sólo quería mostrarle la muestra del muestrario mostrado del mostrador demostrado que ya se mostró con la luz mostrada que salió mostrándose del mostrador que atiende la demostradora en un muestreo de buena demostración. 

            Una melodía dentro de mi pantalón, como de cajita musical, nos interrumpió a todos. Cosa que muestra confusión en la cara de todos. Un celular…

            -Sí, ¿bueno? ¿Mamá? No puedo hablar ahorita… sí, sí, ya sé que es tu día… estoy ocupado…

           

-¡Corte! ¡Corte! ¡Se repite todo! ¿¡Porque no lo apagaste carajo!?

||||| 0 I Like It! |||||